2018: Bajas expectativas

Actualmente, el 43,2% considera como “regular hacia buena” la situación económica del país, mientras que un 25,2% la califica de “regular hacia mala”, esto nos indica que el grueso de los peruanos no percibe signos de mejora en la economía.

En las zonas de Lima y Callao el porcentaje de personas que piensa que la situación del país es “regular hacia mala”, “mala o muy mala” alcanza al 48,5%, mientras que hace un año se agrupaba en un 40,2%. Como era de esperarse, para las personas de mayores ingresos el escenario les es más favorable si lo comparamos con quienes se ubican en los estratos C y D.

Realizando un comparativo de la situación del país, de las regiones  y de la familia, las mejores calificaciones se encuentran en este último. Lo cierto es que la mayor parte se ubica en la opción “regular hacia buena” (47,1%), esto nos indica dos aspectos importantes: al evaluar la situación económica general, las personas tienen más consideración con el plan a futuro que se pondrá en marcha, además los peruanos consideran que pase lo que pase con sus familias es responsabilidad de ellos, más no del gobierno.

No es para nada positivo que al momento de realizar un estimado a miras del año entrante, la mayoría de los encuestados (57%,1)  señalan que la situación del país será igual, que el 57,0% piense lo mismo para su región o que el 55% lo haga para su familia.

Las bajas expectativas que tienen los peruanos frente al gobierno pueden ser una oportunidad para poder sorprender, sin embargo, también tiene un lado negativo. Estas bajas expectativas hacen que las personas consuman menos, es decir, tiene una incidencia negativa en el comportamiento económico. Lo que sí es verdad es que tenemos un futuro incierto.

Ficha técnica: Empresa: IMASEN S.A.C. Universo: Personas de 18 a más años, con DNI, residentes a nivel nacional en áreas urbano y rural./ Tamaño de la muestra: Se efectuaron un total de 1400 entrevistas efectivas. / Fiabilidad de la muestra: Para los resultados globales, en la hipótesis más desfa­vorable (p=50 y q=50), se estima un margen de error de ± 2.6%, para un nivel de confianza del 95.0%. / Método de muestreo: Encuesta aplicada a través de entrevistas personales en el hogar de las personas seleccionadas. Se distribuyó las encuestas en función al peso poblacional de cada circunscripción: región, provincias y distrito. Los puntos de muestreo fueron seleccionados tomando en cuenta la proporcionalidad de la población según el número de manzanas de cada distrito. Para la selección de las viviendas se siguió un muestreo probabilístico polietápico y para la selección de las personas a encuestar dentro de las viviendas muestreadas se usó el método de cuotas. / Fecha de campo: Del 12 al 18 de noviembre del 2017.

#Suscríbete

Mantente actualizado con nuestros últimos estudios de #Tendencias. ¡Solo necesitamos tu correo!